Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos 00

Campos de fútbol y microplásticos: medidas de contención

Compartir

Por: Redacción Instalaciones Deportivas Hoy

Signus, entidad sin ánimo de lucro que se dedica a la gestión de neumáticos fuera de uso (NFU) y a maximizar el valor de sus materiales reciclados, en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), ha desarrollado el primer campo de fútbol de césped artificial que ha adoptado medidas para evitar la liberación de microplásticos a través del relleno de caucho. Este proyecto se ha realizado en el campo de fútbol 11 federado del Carreira Club de Fútbol en el municipio de Ribeira (A Coruña) por estar expuesto a una climatología de intensa lluvia, si bien sus resultados señalan la necesidad de implementar medidas de contención en todos los campos de fútbol de césped artificial de España.

Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos

En España se generan unas 300.000 toneladas de neumáticos fuera de uso por año. De ellas, cerca de 75.000 toneladas se destinan a rellenos de campos de fútbol de césped artificial. En estos momentos la Comisión Europea está estudiando una regulación que restringe el uso de microplásticos añadidos de manera intencionada al medio ambiente. Dentro de las posibles restricciones se encuentra la aplicación del caucho reciclado, procedente del neumático en esta aplicación, dado que la partícula añadida a los campos de césped artificial tiene un tamaño entre 0,8 y 2,5 mm.

La prohibición total del empleo del granulado de caucho como relleno de los campos de fútbol de césped artificial tendrá un impacto directo en las plantas de granulación y reciclaje del neumático, en las empresas vinculadas al césped artificial (fabricantes e instaladores) y en las entidades deportivas que lo utilizan (principalmente municipios).

Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos

Pérdida continuada de relleno polimérico en un campo de fútbol 11. Fuente: estudio Ecoloop. En: Regnell, F. (2019). Mikroplastspridning från en modernt utformad konstgräsplan med skyddsåtgärder – Fallstudie Bergaviks IP, Kalmar (Dispersal of microplastic from a modern artificial turf pitch with preventive measures – Case study Bergaviks IP, Kalmar). Ecoloop: https://www.ragnsellstyrerecycling.com/globalassets/tyrecompany/dokument/rapport—mikroplastspridning-fran-en-modernt-utformad-konstgrasplan-medskyddsatgarder.pdf.

El papel del caucho reciclado en campos de césped artificial

El granulado de caucho reciclado es un elemento clave del césped artificial para garantizar el rendimiento y la seguridad del mismo en los campos de fútbol. Entre sus prestaciones, ofrece una excelente jugabilidad (cumple con los requisitos de la FIFA, de la UEFA y de World Rubgy en cuanto a absorción de impactos, deformación vertical, bote vertical y tracción rotacional), su capacidad de absorción de energía ayuda a prevenir lesiones y proporciona seguridad contra los traumas, y no es un riesgo para la salud de las personas (el granulado de caucho procedente del neumático cumple la actual regulación REACH y no supone ningún riesgo para la salud ni de los jugadores ni para los técnicos de mantenimiento de los campos). Por todo ello, el tipo de relleno preferido por los jugadores es el granulado de caucho del neumático, siendo el más utilizado y representando con alrededor del 83% de las instalaciones certificadas por FIFA (según estudio de 2017).

Además de estas propiedades, el granulado de caucho ofrece otras características sostenibles muy a tener en cuenta. Así, en un campo de fútbol 11 de césped artificial se reciclan como material de relleno aproximadamente 100 toneladas de granulado de caucho en su instalación, lo que equivale a más de 22.000 neumáticos de turismo. Su uso permite ahorrar hasta 3.200 m3 de agua de riego al año por campo, cantidad equivalente a una piscina olímpica. Y no necesita fertilizantes ni productos fitosanitarios. Por último, el juego en césped artificial puede disfrutarse durante todo el año independientemente de las condiciones climatológicas, siendo su uso muy superior al de un campo de césped natural (50 h/semana versus 6-10 h/semana).

Pese a todas estas propiedades, el relleno polimérico de un campo de fútbol de césped artificial está considerado como una de las fuentes de microplásticos y, si bien tiene la ventaja de estar contenido en un espacio muy concreto, es necesario minimizar la dispersión del relleno en su entorno para no convertirse en una amenaza para el medio ambiente.

Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos

Diferentes medidas de contención y estimación de costes de implementación encontradas en la bibliografía. Fuente: estudio Ecoloop. En: Regnell, F. (2019). Mikroplastspridning från en modernt utformad konstgräsplan med skyddsåtgärder – Fallstudie Bergaviks IP, Kalmar (Dispersal of microplastic from a modern artificial turf pitch with preventive measures – Case study Bergaviks IP, Kalmar). Ecoloop: https://www.ragnsellstyrerecycling.com/globalassets/tyrecompany/dokument/rapport—mikroplastspridning-fran-en-modernt-utformad-konstgrasplan-medskyddsatgarder.pdf.

Proyecto Signus

Para conocer el impacto que tendrían las medidas aplicadas en los propios campos de césped artificial con objeto de reducir la liberación del granulado de caucho, teniendo en cuenta la pérdida continuada de este tipo de material, Signus, en colaboración con el IBV, ha puesto en marcha un proyecto que consiste en la monitorización de un campo de fútbol de césped artificial para evaluar la efectividad de las medidas de contención, recogidas en la norma europea CEN/TR 17519 que evitan la liberación de microplásticos al medio ambiente.

Para el estudio se ha seleccionado el campo de fútbol 11 federado del Carreira Club de Fútbol en el municipio de Ribeira (A Coruña) por estar expuesto a una climatología de lluvia intensa y, si bien existen estudios anteriores tomados como referencia, las medidas de contención propuestas son bastante sencillas y su efectividad (del 97%) ya ha sido evaluada por un estudio realizado por Ecoloop.

Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos

Medidas de contención

Las medidas implantadas en este campo gallego, aplicables también al resto de campos del territorio nacional (atendiendo las circunstancias específicas de cada uno, como la climatología del lugar) son:

  • Sistema de limpieza de botas. Se ha instalado un sistema de limpieza de botas a la entrada-salida del terreno de juego que consiste en un foso con un revestimiento formado por una rejilla metálica con cuatro cepillos fijados al suelo. Así mismo, se han colocado unas barreras a los laterales del foso para evitar la pérdida de material durante la limpieza de las botas.
  • Sistema de canalización de aguas. El material de relleno puede ser arrastrado por el agua de lluvia o de riego. A continuación, se describen las medidas de contención instaladas en el sistema de canalización de aguas, consistentes sobre todo en arquetas:
    – Arquetas arenero. Son las arquetas que están situadas en las canaletas perimetrales del campo. En total son 10 arquetas arenero y se ha instalado un filtro en cada una de ellas para retener las partículas de tamaño mayor de 100 μm.
    – Arqueta registrable del colector final. A la salida del campo se ha construido un colector con arqueta registrable en la que confluyen todas las anteriores y que expulsa las aguas a la red de alcantarillado exterior. Allí se ha instalado un filtro metálico para retener las partículas de tamaño mayor de 100 μm. El motivo de emplear filtros metálicos es para evitar que la presión del agua pueda dañar los tamices. En el campo objeto del proyecto se estudia rediseñar el sistema de drenaje del colector final con el objetivo de aumentar su capacidad de drenaje que se ha visto mermada por la instalación y obstrucción de los filtros.
  • Perímetro del campo. Se ha instalado a lo largo de todo el perímetro del campo una barrera de polietileno de 50 cm de altura, debidamente sellada en la zona en contacto con el suelo. Esta barrera evita la pérdida de material por efecto de la lluvia y el viento hacia el exterior del terreno de juego.
  • Contenedores en los vestuarios. Se ha colocado un contenedor en cada uno de los vestuarios para la recogida de las partículas que puedan depositarse en el interior de las botas y la ropa de los jugadores.

Además de estas acciones concretas, se deben llevar a cabo acciones de concienciación y sensibilización. En este proyecto se han preparado dos carteles informativos que se han instalado en la entrada de las instalaciones y en la entrada de los vestuarios.

Tras los primeros meses del proyecto y una vez instaladas las medidas de contención se han optimizado algunos aspectos técnicos y solventado algunas incidencias detectadas. Así, se ha identificado una nueva fuente de microplásticos procedentes del propio césped, que consiste en partículas de polietileno procedentes del filamento verde, hasta ahora no tenida en cuenta y que aparece en un porcentaje de entre el 10 y el 20% sobre el total de los microplásticos recogidos en las medidas de contención (valor total medio de 260 g/mes por campo).

Así mismo, existe dificultad para encontrar proveedores de los diferentes elementos de las medidas de contención, puesto que se trata de un mercado nuevo al menos en España. Finalmente, es necesario hacer un diseño mejorado de la capacidad de drenaje del colector final, ya que en periodos cortos de lluvia intensa se produce la obstrucción de los filtros causada principalmente por las partículas finas de polietileno procedente del césped artificial.

Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos

Coste de implementación

Las anteriores medidas de contención se han definido teniendo en cuenta los siguientes puntos de pérdida de material de relleno: jugadores, sistemas de canalización y drenaje de aguas y perímetro del campo. También se ha identificado la maquinaria de mantenimiento como uno de los elementos que contribuye a la salida de material de relleno fuera del perímetro del campo, aunque esta medición no se considera en este estudio, ya que no se trata de cuantificar el efecto de una medida de contención, sino de una recomendación de buenas prácticas en la limpieza del equipo.

Los costes aproximados de implementación de las medidas se indican en la Tabla 1. El coste total es de unos 23.000 euros, inferior al coste asociado a la instalación de un nuevo campo como se comentó con anterioridad. Es necesario destacar que en el caso concreto de España no existen empresas especializadas que ofrezcan la instalación de este tipo de medidas, por lo que esto costes son orientativos pudiendo verse reducidos. Además, dichos costes dependen de diversos parámetros (materiales, mercado en diferentes países, mano de obra…), sobre todo relacionados con la especialización del sector.

Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos
Medidas de contención en campos de fútbol y microplásticos

Conclusiones

El granulado de caucho es un elemento clave del césped artificial para garantizar el rendimiento y la seguridad del mismo, replicando las propiedades de un campo de césped natural. No obstante, este material de relleno se ha identificado como fuente de microplásticos añadidos intencionadamente. Por ello, es necesario evitar y controlar la liberación de microplásticos procedente de los campos de césped artificial para reducir su impacto en el medio ambiente mediante medidas de control.

Aunque se han analizado diferentes componentes (Figura 9) en el proyecto, se han tomado cuatro medidas de control en relación al granulado de caucho: sistema de limpieza de botas; sistema de canalización de aguas; barrera perimetral del campo; y contenedores en los vestuarios; además de acciones de concienciación y sensibilización. El resultado de estas acciones (97% de efectividad) pone de manifiesto la necesidad de implementar medidas de contención en todos los campos de fútbol de césped artificial para evitar no solo la liberación de microplásticos añadidos de forma intencionada al medio ambiente, como sería el caso de los gránulos de caucho reciclado, sino también aquellos que se generan de forma no intencionada al medio ambiente, como sería el caso del polietileno que simula el césped.

Debe tenerse en cuenta que el control de la liberación de los microplásticos no solo evita o reduce su impacto medioambiental, sino que también es un paso firme para seguir avanzando hacia el modelo de economía circular, que tiene como uno de sus objetivos principales potenciar la utilización de las materias primas secundarias.

Para más información:

Instituto de Biomecánica (IBV)
Universitat Politècnica de València – Edificio 9C
Camino de Vera s/n – 46022 Valencia
Tel.: 961 111 170
ibv@ibv.org
www.ibv.org

Signus
Calle de Caleruega, 102 – 28033 Madrid
Tel.: 917 680 766
info@signus.es
www.signus.es


Compartir
Publicar un comentario