sinteticgrass-cesped-artificial-piscina5 1179px

Césped artificial para piscinas, ¿una buena opción?

Compartir

Por: Redacción Piscinas HOY

El césped artificial para piscinas y zonas circundantes, que sustituye al tradicional y duro hormigón, está creciendo en popularidad por muchas buenas razones, como la comodidad y el bajo mantenimiento, según Sinteticgrass.

sinteticgrass-cesped-artificial-piscina3 1179px

Los últimos productos de césped artificial combinan el aspecto lujoso de la hierba recién cortada y sana, con un aspecto real que nunca se había encontrado en un césped artificial hasta ahora. El uso de césped artificial para piscinas y paisajismo en general se ha hecho cada vez más popular. La razón es que el césped artificial es ideal para climas con temperaturas extremas. El calor durante los días en verano hace que sea difícil mantener el césped natural verde sin tener que dedicarle mucho tiempo, esfuerzo y dinero. Según Sinteticgrass, “la alternativa del césped artificial es mucho más fácil y ahorra dinero a largo plazo. Además de requerir muy poco mantenimiento, tendrá un aspecto estupendo en todo momento, a la vez que añadirá color y encanto a la zona de la piscina”.

sinteticgrass-cesped-artificial-piscina2 1179px

Las ventajas del césped artificial para piscinas

El césped artificial y las piscinas combinan muy bien. El encanto de tener un césped de aspecto natural y de un verde exuberante alrededor de la piscina es completamente alcanzable y puede sorprender que sea mejor que el césped natural en casi todos los sentidos. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Comodidad y suavidad. La tecnología utilizada para crear los diferentes tipos de césped artificial de hoy en día ofrece una comodidad y suavidad insuperables que superan con creces la sensación del césped natural. A los niños y a los perros les encanta su tacto, lo que se hace evidente cuando se les ve jugar y revolcarse. El césped artificial hace que descansar o tomar el sol en una toalla sea mucho más agradable, especialmente si se tiene alergia al césped natural.
  • Mayor seguridad. Los niños, e incluso los adultos, corren alrededor de la piscina en ocasiones, ya sea para ejecutar el siguiente chapuzón perfecto desde el trampolín o para ir a buscar una toalla para secarse. Aunque el césped artificial no es completamente antideslizante, es mucho menos resbaladizo que el césped natural y el barro. Cuando el césped artificial se instala correctamente, tiene unas propiedades de drenaje increíbles que pueden soportar cualquier cantidad de salpicaduras de una piscina. El agua se drena rápidamente a través del césped y se seca al sol. Los materiales de polietileno utilizados en el césped artificial actual están diseñados para ser duraderos, resistentes a los rayos UV y pueden soportar el alto tráfico de personas cerca y alrededor de las piscinas más concurridas.
  • Se mantiene limpio. Además de mantener la zona y el agua de la piscina libres de suciedad, residuos, recortes y otros elementos orgánicos que se encuentran en el césped natural, también puede contar con menos bichos que acaben en la piscina. Si se tiene un perro o varios perros, se apreciará la reducción de la suciedad que acumulan en sus patas y que, por tanto, se introduce en la casa.
  • Sin productos químicos. Una última ventaja de utilizar césped artificial para piscinas es que no requiere ningún producto químico potencialmente dañino para el mantenimiento. El inconveniente de mantener el césped natural verde, sano y libre de malas hierbas, es el uso de productos químicos como pesticidas y herbicidas. Pueden ser muy peligrosos, con efectos secundarios que van desde enfermedades leves hasta problemas de salud más graves. El agua de la piscina contiene productos químicos para mantenerla higiénica y segura para nadar, como el cloro y los estabilizadores químicos. Pueden provocar que el césped natural se queme. El césped artificial no se ve afectado por el agua de la piscina y no se decolora ni se blanquea, ni siquiera durante las fuertes salpicaduras y el vaciado.

Preguntas frecuentes sobre el césped artificial para piscinas

¿El césped artificial es capaz de soportar los productos químicos del agua de la piscina que pueden salpicarle?
Un césped artificial de calidad no se verá afectado ni se decolorará cuando se exponga al agua de la piscina. Soportará el cloro y la sal y lo drenará de forma segura en la capa inferior. Por el contrario, el césped natural puede quemarse y hacer que sea muy difícil que vuelva a crecer si absorbe agua que contiene cloro y sal.

¿Se puede poner una mesa, sillas o una sombrilla en un entorno de piscina de césped artificial?
Absolutamente, el césped artificial puede soportar mucho peso. Es similar a la alfombra en cuanto a cómo reacciona a los objetos que se colocan sobre ella. Una gran superficie plana presionará las fibras de césped y rebotará cuando se retire el objeto.

¿Se puede poner una piscina elevada sobre césped artificial?
Sí. Una piscina sobre el suelo llena de agua pesa mucho, pero siempre que la subcapa se haya preparado correctamente, el césped artificial no se dañará ni tendrá problemas para soportar el peso. Las hojas de hierba se aplanarán bajo la piscina y deberían rebotar bastante bien si la piscina se drena o se mueve alguna vez.

¿Puede el césped artificial soportar el calor constante?
Sí. El césped artificial que se fabrica hoy en día cuenta con materiales y componentes resistentes a los rayos UV que le confieren un alto grado de resistencia al calor y al fuego. No se decolorará por los rayos UV del sol y mantendrá el color incluso cuando esté expuesto al cloro y la sal.

¿El césped artificial es resbaladizo si se moja?
El césped artificial ha sido diseñado para ser antideslizante y, gracias a sus elevadas propiedades de drenaje, no retiene el agua, lo que significa que se secará muy rápidamente al sol. En comparación con el césped natural, que puede retener el agua, es un producto superior desde el punto de vista de la seguridad en lo que respecta a los resbalones y las caídas alrededor de una piscina.

Césped natural frente a césped artificial para piscinas

Las ventajas del césped artificial para piscinas lo convierten en una opción atractiva para rodear la piscina en lugar de una cubierta de hormigón o madera. Incluso puede mejorar el jardín con una zona adyacente para que los niños o las mascotas jueguen y disfruten del aire libre cuando se tomen un descanso de la piscina que se mantendrá limpia durante toda la temporada.

Comparativa del césped artificial y el césped natural:

Césped artificial Césped natural
Bajo mantenimiento Alto mantenimiento
Excelente drenaje Drenaje moderado
Sin barro no charcos Susceptible a barro y charcos
Resiste a los resbalones Resbaladizo cuando se moja
Nou hay restos de césped en la piscina Los recortes de césped pueden acabar en la piscina
Buen aspecto durante toda la temporada Caro de mantener durante toda la temporada
Respetuoso con el medio ambiente Requiere mucha agua en los meses de calor

Una gran diferencia al comparar el césped artificial para piscinas con el natural es el coste inicial, que puede ser considerable. Se estima que se puede tardar entre 2 y 3 años en recuperar el coste inicial de una instalación de césped artificial. Si se tiene en cuenta que no será necesario regar, cortar, airear, fertilizar, desherbar el césped, el ahorro de costes y tiempo hace que merezca la pena para la mayoría de los propietarios.

sinteticgrass-cesped-artificial-piscina4 1179px

Alrededores de piscinas de césped artificial

Un entorno de piscina de césped artificial aporta un nuevo nivel de confort a cualquier zona de piscina. En lugar de rodear una piscina con hormigón duro y abrasivo, se puede disfrutar de un césped artificial suave y llamativo junto a la piscina.
El césped artificial puede drenar más de 50 litros de agua por minuto a través del soporte permeable, lo que lo convierte en la solución perfecta. En lugar de que las salpicaduras de agua de la piscina creen charcos, se escurran hacia el jardín adyacente o lleven el agua sucia de vuelta a la piscina, ésta se escurre a través del césped.

sinteticgrass-cesped-artificial-piscina6 1179px

Consejos para el césped artificial en zonas de piscina

A la hora de elegir el mejor césped artificial para piscinas, ya sea para el entorno de la piscina o para una zona adyacente, hay que tener en cuenta algunas cosas.

Altura del pelo. Cuanto menor sea la altura del pelo, más resistente será el césped artificial al desgaste y al uso. En una zona de piscina es de esperar que los niños jueguen y corran sobre ella y hay que asegurarse de que dure muchos años. Una altura de pelo más corta tiende a tener una distribución de la hoja más uniforme bajo los pies que se sentirá mejor en los pies descalzos. Se recomienda una altura de pelo de 20-35 mm para aplicaciones de piscina.

Densidad del pelo. La densidad del pelo es una consideración importante a la hora de elegir el mejor césped artificial para piscinas, ya sea en una cubierta o cerca de la piscina. Una regla general es que cuanto más denso sea el césped, mejor se sentirá al tacto y mejor se verá estéticamente desde todos los ángulos. El césped artificial alrededor de las piscinas será pisado y visto desde un ángulo muy diferente al de un jardín delantero que tiene un uso principalmente decorativo.

Para más información:

Sinteticgrass
Calle del Rey, 3, nave 7 Sevilla la Nueva
28609 Madrid
Tel.: +34 919 121 768
info@sinteticgrass.com
www.cespedartificialsinteticgrass.com


Compartir
Publicar un comentario