recomendaciones piscinas con restricciones hídricas 1

Decálogo de recomendaciones para piscinas en zonas con restricciones hídricas

Compartir

La Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (Asofap) sigue actuando como defensora de las piscinas sobre todo en aquellas comunidades con restricciones de usos del agua como Cataluña y Andalucía. Con la idea de concienciar colectivamente en todo el territorio nacional que las piscinas son eficientes, promoviendo las mejoras tecnologías disponibles, e impedir en la medida que se pueda que las administraciones marquen a nuestro sector como grandes consumidores de agua, Asofap ha publicado un decálogo de recomendaciones para las piscinas en zonas con restricciones de uso del agua y celebrado un webinar informativo al respecto.

Según Asofap, la piscina es una instalación altamente eficiente en el consumo de agua porque los tratamientos del agua actuales permiten mantenerla durante años, incluso si solo se usa una parte del año. Por este motivo, se calcula que, en España, el consumo del agua apenas supone el 0,5% del total del agua suministrada. Con todo, la asociación considera que es imprescindible optimizar el consumo de agua de la piscina, incluso cuando no haya restricciones de uso.

Por ello, y especialmente en contextos de déficit hídrico, Asofap recomienda las siguientes actuaciones:

  • 1. Contar con el asesoramiento de un profesional acreditado del mantenimiento de la piscina. Un profesional acreditado como los de las empresas de Asofap asesora y realiza los trabajos que se requieran para asegurar un funcionamiento sostenible de la piscina.
  • 2. Asegurar que el vaso de la piscina se mantiene estanco y que su sistema hidráulico (tuberías, juntas, válvulas y demás equipos de tratamiento) están en perfecto uso, evitando así fugas de agua. El primer paso para optimizar el uso del agua es asegurar que no se pierde. No vaciar la piscina e invernarla si es necesario.
  • 3. Instalar una cubierta en la piscina. Con esta actuación se evitan importantes pérdidas de agua por el efecto de evaporación que sufre cualquier superficie de agua descubierta. En el caso de la piscina puede suponer un 60% del total de pérdidas de agua. La cubierta, además, aporta un doble beneficio añadido: reduce la carga orgánica y la cantidad de productos químicos; y reduce las necesidades energéticas de la bomba de calor. Además, cumple funciones de seguridad.
  • 4. Disponer de un sistema automatizado para el tratamiento del agua. De esta forma se asegura el tener el agua en perfectas condiciones, reducir su consumo y optimizar el consumo de productos desinfectantes. En general, es vital adecuar el sistema de tratamiento de agua a cada instalación.
  • 5. Instalar un sistema de filtración eficiente. Los lechos filtrantes de última generación y los filtros de cartuchos son ejemplos de elementos de filtración que reducen el consumo de agua en este proceso, asegurando igualmente que se mantiene la calidad del agua de la piscina. También se pueden utilizar un prefiltro hidrociclón.
  • 6. Emplear aire para optimizar el lavado de filtros. Utilizar un soplante de aire para realizar el contralavado del filtro con agua y aire permitirá también reducir el consumo de agua en este proceso. Para esta cuestión conviene contactar con un profesional acreditado de la piscina que asesore sobre esa posibilidad.
  • 7. Realizar el lavado de filtros únicamente cuando sea necesario, y con el mínimo tiempo posible. Hay que realizar lavados cuando sea necesario, no por sistema. De esta forma, se optimiza agua y energía. También se puede automatizar el lavado de filtros y tener lechos más eficientes.
  • 8. Instalar un tanque de recuperación del agua del lavado de filtros. Una parte de esa agua no puede volver a la piscina, pero sí ser usada para otros fines, como el riego o limpieza de pavimentos.
  • 9. Disponer de un sistema de aprovechamiento del agua de la lluvia. Se puede usar el agua de la lluvia para compensar el efecto evaporación y rellenar la piscina y/o lavar con ella los equipos de filtración.
  • 10. Activar la recirculación por el fondo de la piscina. En caso de restricciones de reposición se recomienda activar la circulación por el fondo de la piscina. Así se podrá mantener el tratamiento del agua si el nivel del agua queda por debajo de los skimmers.
recomendaciones piscinas con restricciones hídricas 2

¿Agua de mar? El equipamiento no es un problema

En territorios con normativas de sequía, como en Cataluña, la administración marca que las piscinas solo se pueden llenar con agua de mar. Asofap explica que las piscinas están habitualmente pensadas para funcionar con agua de red y funcionan correctamente con un agua con una salinidad alrededor de 6 g/L, si usan cloradores salinos. El agua de mar tiene 35 g/L. La salinidad del agua de mar hace que esta agua tenga un efecto corrosión importante para el que no suelen estar preparados todos los equipos de las piscinas.

Las piscinas con agua de mar existen desde hace muchos años y con excelente funcionamiento, como por ejemplo las de los centros de talasoterapia. Pero fueron diseñadas con ese fin. Si una piscina no fue pensada para esta agua, acortará la vida de la infraestructura de la piscina y dañará su funcionamiento, con los costes económicos que ello comporte. En el webinar celebrado recientemente por Asofap, expertos de Fluidra y Baeza coincidieron que, en general, el agua de mar para piscinas no es la solución si la instalación no está pensada para ello. Y que el equipamiento no es tampoco un grave problema, pero que se debe ser cuidadoso con él. Por ejemplo, utilizar Aisi 316 y no 304 en elementos inoxidables o bombas con rodete de plástico mejor que de fundición, atender los niveles de salinidad mediante el parámetro de la conductividad, etc. Una piscina con alta salinidad requiere un mayor mantenimiento, los equipos sufrirán más y tendrán una menor vida útil.

Como elemento fundamental para las piscinas de agua de mar, se deben conocer las limitaciones legales que puedan existir a las piscinas con agua de mar, ya que, por norma general, estas piscinas no pueden funcionar con conexión a la red de alcantarillado ni pueden perjudicar a los sistemas de saneamiento y depuración al incumplir los parámetros de vertidos.

 

Conclusión

Como resumen final, conviene destacar que Asofap y todo el sector de la piscina debe trabajar para concienciar a toda la ciudadanía de la eficiencia de las piscinas y no criminalizar a una industria que lleva años trabajando por el ahorro de agua y energético, pese a ser muy visible. También la necesidad de contactar con los profesionales de la piscina para atender cualquier demanda o duda, sobre todo en relación al llenado de las piscinas y al mantenimiento eficiente de estas. Existe en el mercado tecnología disponible y probada, incluso para piscinas con agua de mar. Promover las mejores tecnologías disponibles, utilizar las recomendaciones de la patronal y no bajar la exigencia técnica y calidad de del agua es fundamental para potenciar una menor demanda de agua. Por último, hacer entender a la administración la necesidad de las piscinas como espacios de ocio y salud, incluso como refugios climáticos ante las altas temperaturas del verano, y crear marcos legales de conveniencia para todos (sector piscina, turismo, deporte…) son también retos que abordar.

Descarga el PDF: RECOMENDACIONES PARA OPTIMIZAR LA PISCINA EN EL CONTEXTO DE RESTRICCIONES AL USO DEL AGUA

Recomendaciones piscinas con restricciones hídricas

Compartir
Publicar un comentario