Fundamentos de la filtración

Fundamentos de la filtración en piscinas privadas

Compartir

Por: Redacción Piscinas Hoy

La filtración es un componente esencial en el mantenimiento de la calidad del agua en las piscinas particulares. Esta práctica técnica se encarga de eliminar las impurezas y contaminantes del agua, asegurando un ambiente saludable y seguro para los usuarios. En este artículo se exploran los fundamentos de la filtración de piscinas particulares, las tecnologías involucradas y las mejores prácticas para su mantenimiento.

La filtración de piscinas se basa en el principio de eliminar partículas suspendidas y contaminantes del agua a través de medios físicos y químicos. Estas partículas pueden incluir suciedad, polvo, residuos de cosméticos, bacterias, algas y otros materiales que pueden afectar la calidad del agua y la experiencia del baño de los usuarios. Por eso, se debe diferenciar entre los distintos tipos de contaminantes en estas piscinas, siendo los más habituales:

  • Partículas suspendidas. Son partículas sólidas que permanecen en el agua y pueden provenir del ambiente circundante, los usuarios de la piscina o productos químicos utilizados en el tratamiento del agua.
  • Bacterias y microorganismos. Incluyen organismos patógenos que pueden causar enfermedades si no se eliminan adecuadamente del agua de la piscina.
  • Algas. Son organismos microscópicos que pueden crecer en el agua de la piscina, dando lugar a la formación de manchas y afectando la claridad del agua.

En el mercado existen diversas tecnologías disponibles para la filtración de piscinas particulares, cada una con sus propias ventajas y aplicaciones específicas

Procesos de filtración

La filtración de piscinas se realiza generalmente mediante un sistema de filtración compuesto por una bomba y un filtro. El agua de la piscina se bombea a través del filtro, donde las partículas y contaminantes son capturados, y luego el agua filtrada se devuelve a la piscina. Los principales procesos de filtración incluyen:

  • Filtración mecánica. Se refiere a la eliminación física de partículas sólidas del agua mediante un medio filtrante, como arena, cartuchos o diatomeas. Las partículas quedan atrapadas en el medio filtrante mientras el agua pasa a través de él.
  • Filtración química. Implica el uso de productos químicos, como cloro, bromo u ozono, para desinfectar el agua y eliminar microorganismos patógenos. Estos productos químicos se disuelven en el agua y reaccionan con los contaminantes, neutralizándolos o destruyéndolos.
  • Filtración biológica. Se refiere al uso de microorganismos beneficiosos, como bacterias nitrificantes, que descomponen los compuestos orgánicos presentes en el agua, ayudando a mantener un equilibrio biológico saludable en la piscina.
Fundamentos de la filtración

Interior de un filtro de arena, que a día de hoy sigue siendo el sistema más común de filtración utilizado en las piscinas privadas. Foto cedida por Socoval.

Tecnologías de filtración

Actualmente existen diversas tecnologías disponibles para la filtración de piscinas particulares, cada una con sus propias ventajas y aplicaciones específicas. Las más habituales en la filtración de piscinas residenciales son:

  • Filtros de arena. Los filtros de arena son uno de los tipos más comunes de filtros utilizados en piscinas particulares. Consisten en un tanque cilíndrico lleno de arena de sílice como medio filtrante. El agua de la piscina se bombea a través del filtro, donde las partículas son atrapadas en la capa de arena. Con el tiempo, las partículas acumuladas en la arena obstruyen el filtro, lo que requiere un proceso de lavado para limpiar el medio filtrante y restaurar su eficacia.
  • Filtros de cartucho. Los filtros de cartucho utilizan cartuchos de papel plegado u otros materiales como medio filtrante. El agua de la piscina pasa a través del cartucho, donde las partículas son retenidas en la superficie del mismo. Estos filtros son fáciles de mantener y limpiar, ya que solo se requiere retirar el cartucho sucio y reemplazarlo por uno nuevo o limpiarlo mediante enjuague.
  • Filtros de diatomeas. Este tipo de filtros utiliza un medio filtrante compuesto por diatomeas trituradas, que son algas microscópicas fosilizadas. Ofrecen una filtración excepcionalmente fina y pueden capturar partículas incluso más pequeñas que otros tipos de filtros. Sin embargo, requieren un mantenimiento más cuidadoso y una recarga periódica de diatomeas para mantener su eficacia.
  • Sistemas de filtración combinados. Algunos sistemas de filtración utilizan una combinación de tecnologías, como la filtración mecánica con filtros de arena o cartucho, junto con la desinfección química mediante cloro o bromo. Estos sistemas ofrecen un enfoque integral para el tratamiento del agua, asegurando una limpieza efectiva y una desinfección adecuada.
Fundamentos de la filtración

Mantenimiento de los sistemas de filtración

El mantenimiento regular de los sistemas de filtración es fundamental para garantizar su eficacia y prolongar su vida útil. Algunas prácticas de mantenimiento importantes incluyen:

  • Limpieza regular. Es importante limpiar los filtros según las recomendaciones del fabricante para evitar la acumulación de partículas y mantener la eficacia del sistema de filtración.
  • Reemplazo de medios filtrantes. En el caso de filtros de arena o diatomeas, es necesario reemplazar o recargar el medio filtrante periódicamente para garantizar una filtración efectiva.
  • Pruebas de calidad del agua. Se deben realizar pruebas regulares del agua de la piscina para verificar los niveles de pH, cloro y otros parámetros importantes, y ajustar el tratamiento según sea necesario.
  • Mantenimiento de la bomba. La bomba de la piscina también requiere mantenimiento regular, incluyendo la limpieza de los skimmers y la cesta del prefiltro, así como la lubricación de los componentes móviles según sea necesario.

Conclusión

La filtración es un aspecto fundamental en el mantenimiento de la calidad del agua en las piscinas particulares. Mediante el uso de tecnologías de filtración adecuadas y prácticas de mantenimiento apropiadas, es posible garantizar un ambiente seguro y saludable para los usuarios de la piscina. Con una comprensión sólida de los fundamentos de la filtración y el acceso a las tecnologías adecuadas, se pueden disfrutar de aguas cristalinas y una experiencia única. En cualquier caso, es aconsejable que los propietarios de piscinas privadas contraten un profesional reconocido por el sector para llevar a cabo su mantenimiento.


Compartir
Publicar un comentario