quicesa3 instalaciones acuáticas legionela 1200px

Quicesa adapta las instalaciones acuáticas al nuevo RD 487/2022 sobre legionella

Compartir

Por: Redacción Piscinas Hoy

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el Real Decreto 487/2022, de 21 de junio, por el que se establecen los requisitos sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis. Esta normativa, que entrará en vigor el 2 de enero de 2023, sustituye el RD 865/2003. El nuevo incorpora conocimientos científicos y técnicos más actuales y nuevas medidas de gestión del riesgo para un mejor control de las instalaciones o equipos susceptibles de la proliferación y diseminación de Legionella. Las medidas se aplican a las instalaciones que puedan ser susceptibles de convertirse en focos de exposición humana a la bacteria y, por tanto, de propagación de la enfermedad de la legionelosis durante su funcionamiento, pruebas de servicio o mantenimiento, por lo que afecta de lleno al sector de las piscinas y el wellness. De todo ello hablamos con Sonia Jaraba Heras, jefa de la División de Tratamientos Sostenibles y Digitalización de Quicesa.

¿Qué opinión le merece el nuevo RD 487/2022?

Es un RD muy esperado, pues el anterior tenía ya 20 años y durante este tiempo las mejoras técnicas y conocimiento de cómo se comporta la Legionella han avanzado significativamente. La nueva norma personaliza mucho las medidas a adoptar y cómo llevarlas a cabo en cada instalación, algo muy demandado desde el sector, ya que cada instalación tiene unas necesidades propias muchas veces difíciles de cumplir con el RD 865/2003. Ya no se diferencian entre instalaciones de alto riego y bajo riesgo, siendo esta clasificación en función del resultado del Plan de Prevención y Control de Legionella (PPCL) o del Plan Sanitario frente a la Legionella (PSL), por lo que muchas instalaciones que antes prácticamente no hacían nada al respecto, ahora van a tener que seguir un plan muy exhaustivo, permitiendo una mayor seguridad a cualquier ciudadano en su día a día.

¿Qué mejora de la anterior normativa?

Se mejoran varias aspectos, entre ellos los siguientes:

  • Incluye las instalaciones móviles.
  • Clasifica el riesgo en función de la evaluación de la instalación.
  • Crea una lista no exhaustiva abierta a seguir incluyendo instalaciones en un futuro.
  • Distribuye responsabilidades entre todas las personas y empresas que estén involucradas en el mantenimiento de la instalación.
  • Define el PPCL y el PSL.
  • Crea la figura del responsable técnico.
  • Clarifica las actuaciones de la autoridad sanitaria
  • Fija los requisitos de diseño, materiales y calidad de agua en todas las instalaciones según el RITE correspondiente, dando un plazo de implementación.
  • Modifica el programa de muestreo, principalmente en agua caliente sanitaria (ACS) y agua fría de consumo humano (AFCH), spas, y cualquier sistema con aerosolización.
  • Se separa la toma de muestras para analizar Legionella en el agua y en el biofilm.
  • Incorpora la formación del personal. Dependiendo de la acción que se lleve a cabo, el tipo de formación que se debe tener variará. Las acciones menores, como las medidas diarias de temperatura, nivel de biocida o control de pH, se incluyen dentro del plan de formación de la empresa, mientras que el personal que manipule biocida deberá de tener una formación más específica.

Con el nuevo RD 478/2022 sobre Legionella no solo hay que analizar los jacuzzis y spas como hasta ahora, sino también otras instalaciones de riesgo como vasos de piscina con dispositivos de juego, zonas de juegos de agua, cortinas, cascadas y similares e, incluso, el riego del césped.

¿Cómo afecta este RD al sector de las piscinas, spas e instalaciones deportivas?

Dentro del capítulo II del RD se indica que las nuevas instalaciones y las existentes, cuando se sometan a remodelación, así como cuando lo considere la autoridad sanitaria, deben contar con una declaración responsable del cumplimiento del Anexo III, en el cual se especifican los requisitos de diseño y materiales utilizados. Hay que tener en cuenta que ahora cualquier instalación que tenga riesgo de aerosolización está dentro de este RD. Siempre nos hemos fijado en los spas y jacuzzis, pero con este RD hay que analizar si tenemos más instalaciones de riesgo, como los sistemas ACS y AFCH (vestuarios, aseos, duchas de entrada a piscina…), el riego por aspersión, las fuentes o los nebulizadores de climatización. Es decir, si nuestra instalación tiene la temperatura del agua igual o superior a 24 ºC y tenemos chorros de alta velocidad o por inyección de aire, dispositivos de juegos en el agua, setas, cortinas, cascadas o similares, tenemos que aplicar este RD, siendo esta su principal novedad respecto al anterior, el cual solo afectaba a spas y jacuzzis.

Para nuestro sector ¿qué parámetros de la nueva normativa son los que más se deben controlar y cómo?

Este RD incide mucho en el diseño y mantenimiento de las instalaciones para evitar zonas de estancamiento, zonas con mayor tendencia a la suciedad, materiales fáciles de limpiar, evitar incrustaciones en la instalación, etc. También señala la realización de un PPCL o, si se quiere ir un poco más allá, de un PSL. A nivel de calidad del agua, sigue el plan de analíticas marcado en el PPCL, mientras que apuesta por la automatización en la dosificación de los biocidas y recomienda el control telemático de los mismos.

¿Se debe prestar también más atención al ACS, también fundamental en instalaciones acuáticas como, por ejemplo, los vestuarios y baños?

Sí, pero no solo al ACS, sino también al AFCH y al riego del césped en las piscinas de verano. También hay que prestar atención a las duchas de acceso al vaso que hay sobre todo en las instalaciones de verano, ya que son instalaciones muchas veces olvidadas y que por su situación (al sol y con posibles incrustaciones o corrosiones) son de alto riesgo para la proliferación de la Legionella. En este RD se ha desarrollado cómo hacer los muestreos y controles diarios de la instalación, así como posibles protocolos de limpieza y desinfección. No hay que olvidar que tanto para el AFCH como para el ACS hay que designar un muestreo representativo de la instalación en función del número de puntos de consumo que se tengan. Y tener en cuenta que tanto en AFCH como en ACS se deben hacer mediciones diarias de temperatura y biocidas.

quicesa4 instalaciones acuáticas legionela 600px

¿Quién es Sonia Jaraba Heras?

Licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Alcalá de Henares y máster en Prevención de Riesgos Laborales (PRL) con las tres especialidades (seguridad, ergonomía e higiene), Sonia Jaraba Heras cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector del tratamiento del agua, con especialización en instalaciones acuáticas de alto riesgo e industria. Actualmente, ocupa el cargo de jefa de la División de Tratamientos Sostenibles y Digitalización de Quicesa.

El RD también añade cambios muy significativos en algunos de los protocolos de limpieza y desinfección de las instalaciones ¿verdad?

Sí, aunque en este caso lo que hace es dar la opción para que cada instalación desarrolle su propio protocolo en función de su PPCL o PSL. A destacar la obligatoriedad de la revisión, limpieza y desinfección de los acumuladores de ACS, que ahora pasa a ser trimestral. En este RD se desarrolla el apartado de las limpiezas y desinfecciones, denominadas de bajo riesgo en el anterior RD, y que ahora pasan a tener la misma categoría que las demás afectando principalmente a cualquier instalación acuática que tenga un sistema de aerosolización.

¿Qué puede aportar Quicesa, como empresa de soluciones de tratamiento y desinfección de agua, en el cumplimiento del RD 487/2022?

Quicesa puede aportar su experiencia y asesoramiento en adaptar la instalación acuática y deportiva a la nueva normativa, desde el propio diseño de la instalación, hasta el uso de materiales y productos químicos, pasando por el desarrollo del PPCL y PSL, hasta la realización de analíticas y la limpieza y desinfección de la instalación.

¿Cómo Quicesa puede desarrollar un PPCL o PSL, requisitos ahora imprescindibles?

Quicesa tiene personal cualificado para realizar estos trabajos, bien propio o bien en colaboración con nuestro laboratorio de referencia. Actualmente desarrollamos planes de autocontrol en las piscinas e inspecciones técnicas de piscina, por lo que esto sería dar un paso más en nuestros servicios. Para la realización de estos trabajos se realiza una visita exhaustiva a la instalación, revisando punto por punto los posibles riesgos.

Con todo ello, ¿contribuirá este nuevo RD a reducir los casos o brotes de legionelosis en las instalaciones acuáticas y deportivas?

Estoy segura de que sí, ya que globaliza toda la instalación y no solo el punto de spa o jacuzzi como se hacía antes. En estos 20 años que han transcurrido desde el anterior RD se ha comprobado que existen muchos otros sistemas que no estaban incluidos y sobre los cuales no se hacía nada, provocando brotes de Legionella muy importantes. Por lo tanto, controlar y actuar sobre más instalaciones permitirá detectar y reducir los casos de legionelosis.

Para más información:
Quicesa Watercare
Ctra. de Torrelaguna, Km 0,1 – 19004 Guadalajara
Tel.: 949 224 550
contacto@quicesa.com
www.quicesa.com


Compartir
Publicar un comentario