espiscina Asofap 1

Asofap prevé 57.000 piscinas residenciales más para el periodo 2024-2025

Compartir

La Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (Asofap) presentó en su Encuentro Nacional del Sector de la Piscina y el Spa (ES-Piscina 2024), celebrado en Madrid los días 14 y 15 de febrero, un nuevo estudio dedicado a la demanda de nueva construcción de piscinas unifamiliares en España para los años 2024 y 2025. Según este estudio, hay buenas perspectivas para la construcción de nuevas piscinas, que se cifran en unas 57.000 unidades. El 80% de ellas están previstas en viviendas ya existentes con espacio para ello; y el otro 20% en viviendas de nueva construcción.

Más allá de estos datos principales, el estudio de Asofap aborda la previsión de la demanda y el perfil del comprador, analizando tanto su intención de compra como los frenos, motivaciones y preferencias del cliente final.

Así, tras las 28.700 piscinas de nueva construcción con las que se ha cerrado el año 2023 según datos de Asofap, la previsión hasta 2025 es de 57.000 piscinas más, que se dividen en unas 27.800 para 2024 y 29.000 para 2025. Estas cifras, acorde con los datos del Barómetro de la Piscina en España, otro estudio de Asofap que sitúa esta industria por encima de los 1.500 millones de euros de facturación anual, confirma una estabilización del mercado tras la excelente marcha en los años de la covid. Si bien el Mediterráneo es la zona más propicia a concentrar estas construcciones, este informe señala también otras áreas geográficas a tener en cuenta, como el norte (sobre todo Pontevedra y Asturias), el interior (Toledo, Extremadura…) y las islas (Baleares y Canarias), para los próximos años.

espiscina Asofap 3

Se da la paradoja que entre los que no tienen intención de hacerse una piscina, y aunque existen casi 240.000 viviendas con espacio para ello, el 26% alega ese mismo motivo: espacio insuficiente. En este sentido, es fundamental para el sector de la piscina ofrecer serios argumentos de que el espacio no es inconveniente alguno para construir una piscina, y más cuando las tendencias precisamente avisan cada vez más de la construcción de vasos más pequeños y atractivos. La posibilidad de acceder a una piscina comunitaria o pública, o bañarse en el mar, es otro impedimento (21%); al igual del desinterés por este tipo de obras (15%), por su coste elevado (14,7%), por los gastos de mantenimiento (8,6%) o por la situación actual de cambio climático, sequía o sostenibilidad (8%).

Entre los indecisos, unas 140.300 viviendas, los motivos para no tener una piscina son, mayoritariamente, el coste total de la construcción, la falta de liquidez y financiación de la obra, que las dimensiones encajen en el espacio disponible, el coste de mantenimiento, etc. En este caso, hay que insistir sobre todo en la personalización del proyecto y actuar en las necesidades económicas del cliente final.

Por último, existen unas 48.300 viviendas que sí harán una piscina. En estos casos, el 78% está en una fase inicial del proyecto, la informativa; un 12% ya saben qué tipo de piscina quiere y en contacto con proveedores; otro 5,1% tiene fecha de inicio de obra; y un 4,9% cuentan ya con la piscina en construcción. Caracterizando la persona decisora, un 54,5% son hombres y un 45,5%, mujeres. Destaca la cada vez más fuerte presencia del poder adquisitivo y educativo de la mujer y, por tanto, de su decisión de compra. Pero en general, el perfil del comprador es: persona con edad consolidad (45-55 años), con nivel de estudios superiores; con unidad familiar con pareja y niños; y con trabajo actualmente (70%). Atención también al 17% de jubilados. El interés por la piscina se debe, sobre todo, para su disfrute y diversión, si bien otras razones son; como refugio climático y para aliviar el calor, por confort y comodidad; por la unidad familiar, sobre todo por los hijos; para relajación y privacidad; y como deporte y salud.

espiscina Asofap 2

¿Y cómo es esta piscina nueva? Según el estudio, la mayoría prefiere una piscina exterior (96%) y enterrada (65%), si bien la demanda de la piscina elevada (35%) es ya latente. La tendencia, ya apuntada, es hacia una reducción del tamaño del valor (un 33% de menos de 32 m2), elección de profesionales cualificados para su construcción, instalación y equipamiento; y un mantenimiento propio en un 82% y profesional en un 18%, por lo que este último aspecto es un campo a trabajar por la industria de la piscina. Además, en cuanto a equipamiento, se opta por la cloración salina, robots limpiafondos, cubierta y led.

En conclusión, existen buenas perspectivas para la construcción de piscinas tanto en viviendas existentes como de obra nueva, con especial interés en zonas ya consolidades del arco mediterráneo y nuevas áreas emergentes en el norte, centro oeste y este de España. Tendencia a piscinas prefabricadas y elevadas más pequeñas, pero bien equipadas, que optimicen el consumo energético e hídrico. El sector debe incidir en una labor informativa de calidad al cliente final en aspectos como la dimensión, tipologías, equipamiento, consumo y garantías de la piscina nueva, así como explorar opciones de financiación cuando el precio es la barrera, además de recomendar hacer la piscina lo antes posible.


Compartir
Publicar un comentario