Eficiencia hídrica en el Reial Club de Tennis de Barcelona

Eficiencia hídrica en el Reial Club de Tennis de Barcelona

Compartir

Por: Redacción Instalaciones Deportivas Hoy

El Reial Club de Tennis de Barcelona 1899 (RCTB 1899) es, tanto por historia y tradición, como por el nivel de sus instalaciones, una de las entidades deportivas más importantes de la ciudad de Barcelona. Consciente de los efectos negativos que trae consigo el cambio climático, el RCTB 1899 ha iniciado un proyecto de reutilización de aguas grises y pluviales junto a ACO Engineering, la división de ingeniería y consultoría de ACO Iberia. Estos sistemas, autónomos y de fácil instalación, aseguran una gestión circular del ciclo del agua, potenciando la eficiencia hídrica tan necesaria ante la escasez de agua en muchos de los territorios, especialmente en Cataluña.

El cambio climático y la situación de sequía en España, acentuada sobre todo en zonas mediterráneas como Catalunya o Andalucía, está llevando a las administraciones elaborar normativas que no solo restringen el uso de agua en sus distintos niveles (industrial, comercial e incluso particular) sino también potenciar aquellas actitudes y propuestas que impliquen un buen uso del líquido elemento y su reutilización dentro del llamado ciclo integral del agua.

El Reial Club de Tennis de Barcelona 1899 impulsa un proyecto de reutilización de aguas grises y pluviales para riego de pistas de tenis y jardines con la ayuda de ACO Engineering

El sector deportivo no es ajeno a esta situación. “Las instalaciones deportivas tienen un impacto significativo en los periodos de sequía que estamos viviendo de forma permanente en el Mediterráneo. En las instalaciones deportivas, el consumo de agua potable tanto para el uso en duchas como para rellenar piscinas y regar pistas y jardines es muy elevado”, señala Eduard Herrero, director de Ingeniería de ACO Iberia. Por ello, “en ACO consideramos que, para mitigar los efectos negativos de la sequía, los centros deportivos deberían reducir sus niveles de consumo de agua apostando por una gestión más autónoma. Para ello, deberían poner en marcha sistemas más eficientes en las duchas de los vestuarios, por ejemplo, y deberían invertir en la reutilización de las aguas grises generadas, así como en sistemas de riego más sostenibles”, especifica Herrero.

Eficiencia hídrica en el Reial Club de Tennis de Barcelona

Reciclaje de aguas grises y pluviales

Dentro de esta circularidad del ciclo del agua, los sistemas de reutilización juegan un papel fundamental, pues permiten cerrar ese circulo dándole un nuevo uso útil a las aguas (sean residuales, pluviales, grises…) tras aplicar un tratamiento. En el caso concreto de las aguas grises y pluviales, estas son un recurso que, una vez recicladas, puede sustituir el agua de consumo humano en algunos usos comunes como recarga de cisternas de WC, riego de jardines, limpieza y baldeo de pavimentos etc., en construcciones como viviendas, hoteles, industrias y polideportivos y centros deportivos.

Las aguas grises se definen como aguas residuales que proceden de duchas, bañeras y lavamanos, que presentan un bajo contenido en materia fecal. Si bien las aguas de cocinas y lavadoras también son aguas grises, estas generalmente, no se reciclan debido a la elevada contaminación que contienen. Las aguas grises están compuestas por materia orgánica e inorgánica y microorganismos. Es por ello, que su contaminación se determina básicamente según ciertos parámetros normativos. Existen diferentes tecnologías para el reciclaje de las aguas grises, como los tratamientos fisicoquímicos (coagulación-floculación, filtraciones…), los tratamientos biológicos (lodos activos, SBR…) o una combinación de los dos (MBR…). Generalmente, estos tratamientos se completan con filtros y sistemas de desinfección. Pero todos ellos deben asegurar la calidad del agua reciclada en los puntos de uso.

Eficiencia hídrica en el Reial Club de Tennis de Barcelona

Por su parte, las aguas pluviales son las aguas de lluvia de precipitación natural. En áreas urbanas, las aguas pluviales son agua de lluvia que no absorbe el suelo y escurre por edificios, calles, estacionamientos y otras superficies. Fluyen hasta las alcantarillas y el sistema de drenaje pluvial de cada ciudad. También lo son aquellas aguas de lluvia que fluye de los tejados u otros espacios no transitables. Las aguas pluviales, recogidas, filtradas y almacenadas de forma adecuada, representan una fuente alternativa de agua de gran calidad que permite sustituir el agua potable en el marco de algunas actividades. La recuperación del agua de lluvia debe ser considerada como solución ambiental y económica, pero para almacenar una agua de lluvia de buena calidad, es importante filtrarla y eliminar partículas, hojas, pequeños animales, etc. Sus usos son múltiples, para cisternas de inodoros y lavado de suelos en el interior de los edificos, hasta el riego de zonas ajardinadas, lavado de suelos y de vehículos en exterior, pasando por depósito de almacenamiento de agua contra incendios, riego o limpieza de superficies y vehículos industriales. Eso sí, están prohibidas para higiene corporal (baños, duchas, grifos de lavabos…), preparación de alimentos y bebidas o para lavavajillas.

ACO Iberia dispone de múltiples soluciones para el reciclado de aguas grises y pluviales. “Todas ellas se basan en el mismo sistema de tratamiento, por lo que no es necesaria un solución específica según el tipo de instalación deportiva”, apunta el experto de ACO Eduard Herrero. Sin embargo, “sí que es cierto que ACO realiza estudios tanto técnicos como económicos para observar la viabilidad de cada uno de los proyectos que se plantean. Con estos estudios, se valoran tanto métricas relacionadas con el consumo de agua de las instalaciones como las necesidades que estas presentan para optimizar en cada caso los sistemas de tratamiento”.

En el caso concreto de soluciones para mitigar los efectos de la sequía en los centros deportivos, “desde ACO recomendamos la instalación y el uso de sistemas indicados para la reutilización de aguas grises. Se trata de unos sistemas autónomos y de fácil instalación que aseguran una gestión circular del ciclo del agua, ya que permiten regenerar las aguas grises para reutilizarlas regando zonas verdes y pistas, así como para realizar tareas de baldeo sobre la superficie”, indica Herrero. El ejemplo más claro es la última actuación realizada por ACO Engineering en el Reial Club de Tennis de Barcelona. Se trata del primer proyecto de ACO relacionado con la promoción de la reutilización de las aguas grises de las duchas de los vestuarios. La razón de ser de este proyecto es, principalmente, la situación de estrés hídrico que se está generando en Catalunya y en la cuenca mediterránea por los bajos niveles de precipitación.

Eficiencia hídrica en el Reial Club de Tennis de Barcelona

Proyecto del RCTB 1899

La obra propuesta, diseñada y ejecutada por ACO Engineering, consiste en la realización de un sistema de tratamiento y gestión de aguas grises pensado para su reutilización en tareas de riego. Para ello, en los vestuarios del club se han planteado dos redes separadas de recogida, una para aguas grises y otra para aguas negras. A continuación, se ha instalado un sistema capaz de tratar las aguas grises (aquellas generadas en duchas y lavamanos) mediante membranas de ultrafiltración, así como un sistema previo de filtración y homogeneización automático. Paralelamente, bajo la terraza de la pista 1 del club, se han colocado tres depósitos subterráneos con una capacidad de almacenaje de hasta 78 m3 de agua, que podrá ser tanto pluvial como regenerada. En estos depósitos, se controlará de forma continua tanto los niveles de cloro y de pH como la temperatura del agua.

En cuanto al proyecto, este plantea el inicio del riego del jardín y de las pistas a las 6 de la mañana utilizando el remanente de agua recogida durante el día anterior, que todavía se encuentra almacenada en el depósito. A partir de las 7, cuando se abren las puertas del club, las aguas grises generadas por la actividad de los socios en los vestuarios pasarán por el sistema de tratamiento para a continuación rellenar los depósitos de almacenaje subterráneos. Cuando los niveles de agua regenerada y recogida resulten insuficientes, entrará en funcionamiento un pozo de bombeo supletorio. Por otra parte, en épocas lluviosas, se estima que la cantidad de agua de lluvia almacenada puede alcanzar a ocupar unos 28 m3 y el riego se puede producir por fases a lo largo del día.

Finalmente, las aguas resultantes de la instalación de estos sistemas de regeneración y recogida cumplen con los estándares de calidad necesaria estipulados en la normativa RD 1620/2007. Al potenciar el autoconsumo de estos recursos, el Reial Club de Tennis de Barcelona 1899 abraza la economía circular y ayuda a reducir la huella hídrica del planeta.

Eficiencia hídrica en el Reial Club de Tennis de Barcelona

Conclusión

El mensaje de ACO tras esta actuación es claro, sobre todo si se tienen en cuenta los beneficios ambientales que aporta. En primer lugar, “con la reutilización de aguas grises y pluviales, se puede reducir la presión sobre los recursos hídricos naturales, ya que se disminuye su extracción de fuentes como ríos, lagos o acuíferos. De esta forma, se evita la alteración de caudales y la degradación de la calidad del agua. Además, los efectos negativos del cambio climático se pueden llegar a mitigar, ya que se reducen las emisiones asociadas a las tareas de captación, transporte, tratamiento y distribución del agua”.

En segundo lugar, “tampoco podemos obviar los beneficios económicos que puede traer consigo este tipo de proyectos. Al reutilizar las aguas grises, se pueden reducir tanto los niveles de gasto energético como de consumo de agua potable y, en consecuencia, el coste de la factura del agua. En el proyecto llevado a cabo en el RCTB 1899, se prevé un ahorro anual de 18.300 m3 de agua potable del consumo total del club”.

Y, finalmente, en un aspecto más social, “podríamos destacar que, con este tipo de obras destinadas a la reutilización de las aguas grises y pluviales, se puede mejorar la seguridad hídrica del club, ya que garantiza su disponibilidad para usos no potables, incluso en épocas de escasez. Además, este tipo de proyectos pueden utilizarse para promover la concienciación y la educación en asuntos hídricos entre los socios y visitantes del club al sensibilizarlos sobre la importancia de cuidar y valorar el agua como un recurso cada vez más escaso”. Este punto es muy importante porque “actualmente, la sociedad todavía tiene como asignatura pendiente la concienciación sobre la preservación y la protección del agua potable y del resto de recursos naturales. Al final, nos vemos obligados a educar y a hacer pedagogía sobre estos aspectos porque la situación de estrés hídrico no desaparece, y esto acabará también afectando a cualquier centro que necesite el agua para el desarrollo de sus actividades principales”.

Gracias a este proyecto, “otros centros deportivos están mostrando interés por nuestros equipos para poder conseguir una reutilización eficiente del agua. El problema al que tienen que hacer frente estos establecimientos ya no es únicamente el precio cada vez más elevado del agua, sino su escasez. Si se restringe el uso de agua, esto puede acabar propiciando que las actividades deportivas que allí se desarrollan no sean sostenibles en el tiempo, lo que afectará directamente al desarrollo y a la prevalencia de los clubes”, concluye Herrero.

Para más información:
ACO Iberia
Pol. Ind. Puigtió, s/n – 17412 Maçanet de la Selva (Girona)
Tel.: 972 859 300
aco@aco.es
www.aco.es


Compartir
Publicar un comentario