altza1 Polideportivo Municipal de Altza

Polideportivo Municipal de Altza: nuevo punto de encuentro vecinal en Donosti

Compartir

Por: Redacción Instalaciones Deportivas Hoy

El barrio donostiarra de Altza tiene, desde el pasado mes de abril, unas instalaciones deportivas de 10.500 m2 repartidas en tres plantas, que cuenta con piscinas interiores y exteriores, solárium, gimnasio, vestuarios, cancha polideportiva y cafetería. Además del polideportivo, el Ayuntamiento de San Sebastián también ha actuado en su urbanización exterior, dotando el espacio con una zona deportiva al aire libre, un parque y una zona de estancia. En su conjunto, el Polideportivo Municipal de Altza es el nuevo punto de encuentro del barrio.

plano1 Polideportivo Municipal de Altza

El Polideportivo Municipal de Altza ya es una realidad en la ciudad de San Sebastián. Han tenido que pasar demasiados años para que, por fin, los vecinos de este barrio donostiarra puedan disfrutar de un centro deportivo que parecía haberse convertido en una quimera. Después del derribo de las antiguas instalaciones en 2016, los posteriores retrasos debidos a la presencia de amianto y tras tres años de obras, no ha sido hasta este año 2022 que los usuarios de Altza han podido utilizar esta nueva instalación.

Su peculiar pasado marcan el via crucis de esta nueva instalación. Los primeros pasos para el desarrollo de unas instalaciones deportivas en los terrenos de la antigua fábrica de uralitas Toschi-Ibérica se remontan al año 1984, cuando se redactó el primer anteproyecto. Desde el primer momento se definieron dos partes en el proyecto, tanto desde el punto de vista del tipo de instalación como en el proceso de desarrollo: unas instalaciones cubiertas (el polideportivo antiguo, de 1989) y unas instalaciones descubiertas con piscina, campo de fútbol, pistas polideportivas, zona de esparcimiento…

La primera fase (instalaciones cubiertas) contó con un presupuesto inicial de 411 millones, que ascendieron a 611 al finalizar las obras. El antiguo Polideportivo de Altza se inauguró oficialmente el 24 de mayo de 1989, si bien las instalaciones no se pusieron en marcha definitivamente hasta pasados unos meses, según reseñas de la época. Y, además, quedaron pendientes todas las instalaciones descubiertas, la denominada segunda fase.

Esta segunda se iba a acometer, a su vez, en diferentes fases, siendo la primera de ellas las piscinas descubiertas. El proyecto definitivo de estas piscinas fue elaborado por el arquitecto Pedro Fernández Plaza en noviembre de 1990 con un presupuesto de 152 millones de pesetas. En el año 1991, la Diputación Foral de Gipuzkoa asignaba al Ayuntamiento de Donostia 75 millones de pesetas para la construcción de dichas piscinas, debiendo aportar el consistorio la otra mitad.

altza2 Polideportivo Municipal de Altza

Así, en la prensa del 6 de octubre de 1991 se puede leer cómo el alcalde de Donostia por entonces, Odón Elorza, aseguraba que las obras de las piscinas de Altza se iniciarían en el mes de diciembre, y finalizarían en el mes de julio del año siguiente. Las obras nunca se iniciaron. Años más tarde, el Patronato de Deportes señalaba en una publicación propia el cuatrienio 1995-1999 como período para el desarrollo de la segunda fase del Polideportivo de Altza (piscina descubierta). De nuevo, el plazo pasó y las instalaciones no se acometieron.

Ya por fin, en 2016, el Ayuntamiento de Donosti decidió derribar el polideportivo antiguo y construir uno nuevo al completo. Tras 27 años de vida, y con un evidente deterioro, se aconsejaba su reconstrucción íntegra en vez de una rehabilitación parcial. Lo que no se esperaban era la aparición de amianto en las zonas exteriores, lo que obligó a suspender el concurso para adjudicar la obra, y centrarse en resolver ese nuevo problema.

La constatación de la existencia de tierras contaminadas por amianto en el exterior del edificio (donde en el pasado se ubicó una fábrica de fibrocemento) obligó a realizar varios estudios y catas para delimitar el terreno, retrasando el plan de ejecución de las nuevas instalaciones y con una nueva fecha previsible de apertura: septiembre de 2020. Tampoco pudo ser.

Desde entonces, las obras se han ido desarrollando, con modificaciones, pero sin contratiempos significativos. Derribado el antiguo edificio, neutralizado el problema del amianto y lanzada la construcción del nuevo equipamiento, según un proyecto en UTE formada por los despachos de arquitectura Chocarro & Herranz y Tabuenca & Leache, el Polideportivo Municipal de Altza abrió por fin sus puertas en abril de 2022.

altza3 Polideportivo Municipal de Altza

FICHA TÉCNICA CONSTRUCCIÓN Y EQUIPAMIENTO

Proyecto Polideportivo Municipal de Atlza
Ubicación San Sebastián
Entidad promotora Ayuntamiento de San Sebastián
Empresa gestora Donostia Kirola
Empresa constructora UTE Acciona y Altuna y Uría
Arquitectos redactores Javier Chocarro, Alfonso Herranz, Fernando Tabuenca y Jesús Leache
Dirección de obra Alfonso Vázquez, Imanol Iturria y Susana Martínez
Supervisor de obra Imanol Iturria
Tabiquería Knauf Iberia
Mobiliario Dinof
Taquillas Fenólicos e Inoxidables
Cerraduras electrónicas Enkoa
Equipamiento vestuarios y piscinas Argysan y Ariztegi
Equipamiento piscina exterior Juper

Equipamiento deportivo pistas Mondo Ibérica
Tornos acceso Ados Informática
Señalética accesible Ikusmark
Dispensadores Jai Hornidurak y Juper
Relojes deportivos Kirol Aukera
Equipo de sonido Satrustegi
CCTV Sonex
Revestimiento piscina Rosa Gres
Depuración piscina Hidrocontrol
Fecha inicio obra Abril 2019 edificio y junio 2021 piscinas exteriores
Fecha finalización obra Marzo 2022 edificio y julio 2022 piscinas exteriores
Inauguración Abril 2022
Superficie construida 10.500 m2
Presupuesto Polideportivo: 16.287.120 €; urbanización exterior: 1.193.818 €; piscinas exteriores: 2.293.201 €; equipamiento deportivo: 600.000 €; neutralización del amianto: 4.100.000 €

altza5 Polideportivo Municipal de Altza

Objetivo del proyecto y situación inicial

Esos antecedentes marcan el proyecto actual, definido en 2016 por Chocarro & Herranz y Tabuenca & Leache. Su propósito era, por una lado, la sustitución de las anteriores instalaciones deportivas existentes como consecuencia del muy deficiente estado de la estructura metálica de la piscina cubierta integrada en el edificio, además de adecuarlo a las actuales necesidades del patronato de deportes municipal; y, por otro, la necesidad de recuperar para el barrio un gran espacio público ocupado, en su momento, por la pista polideportiva del edificio.

Según la memoria de los arquitectos, el polideportivo de Altza es una construcción de 1989 que consta de un volumen contenedor de tres grandes espacios deportivos (pista polideportiva lado este de 48 m, pista polideportiva central de 29 m y piscina cubierta en lado oeste) que junto con los espacios complementarios de cada uno de ellos conforman aparentemente un solo edificio. Tiene unas dimensiones totales de unos 120 x 42,5 m sobre rasante. A este gran volumen se adosan por su lado este dos rampas de acceso/salida del edificio y, además, existe un pequeño volumen junto a estas rampas que contiene el grupo cogenerador del complejo deportivo. Por sus lados este, sur y oeste el edificio se encuentra, además, encintado por una solera de hormigón a modo de acera.

Fue realizado con cimentación a base de zapatas de hormigón armado, estructura de pórticos metálicos, fachada de panel sándwich, y forjados realizados con chapa colaborante y cubiertas planas. La cubierta del espacio de piscina cubierta se conformó a base de losa de hormigón sobre chapa grecada de acero y subestructura metálica que apoya en cerchas metálicas. En las pistas polideportivas, sobre las mismas cerchas, la cobertura fue a base de lucernarios de policarbonato y panel sándwich, y en el resto de espacios la losa de hormigón sobre chapa grecada de acero se apoyó en pórticos metálicos. Se utilizó el hormigón armado para el vaso de las piscinas y la estructura de muros, vigas y pilares que soportan los vasos y la playa, mientras que para el forjado del techo del sótano se utilizó una losa de hormigón aligerada con casetón recuperable.

Durante sus 24 años de vida, la estructura metálica y el panel sándwich de cerramiento han sufrido importantes daños por oxidaciones. En el año 2012 el Patronato Municipal de Deportes solicitó a Tecnalia un minucioso análisis de la estructura de dicho polideportivo de cuyas conclusiones se deriva la necesidad del derribo y de la construcción posterior de las nuevas instalaciones.

Se ha procedido, por otra parte, a lo largo de estos años a reformas interiores, de mayor o menor intensidad, por razones funcionales exigibles por la demanda de sus usuarios, criterios de mantenimiento o adecuación de instalaciones y espacios a normativa, -en particular en materia de piscinas-, aunque ese proceso no termina, obviamente, de satisfacer todos los requerimientos derivados de nueva legislación y normativa, en particular la establecida a partir del año 2006 en el Código Técnico de Edificación.

plano 2 Polideportivo Municipal de Altza

Descripción general del nuevo edificio y soluciones adoptadas

El conjunto se integra funcional y ambientalmente en su entorno, conformado por espacios libres y dotacionales de uso público y áreas residenciales. Se ha cuidado especialmente la integración de la nueva arquitectura correspondiente al edificio con los volúmenes y composición del entorno preexistente y, en general, la regularización e integración del conjunto global resultante formado por la plaza, el edificio y las piscinas exteriores.

En general, el nuevo Polideportivo Municipal de Altza es un edificio de 10.500 m2 de superficie distribuidos en tres plantas. Los principales niveles son el primero –sótano–, que acoge un gimnasio, vestuarios y las dos piscinas interiores, una de ellas adaptada a la práctica del waterpolo, y la tercera o última planta, destinada a pistas polideportivas caben 4 canchas de baloncesto– y diseñada para permitir la gimnasia rítmica. Estas disciplinas exigían especificidades concretas –techos altos, ausencia de pilares, etc.– que han sido incorporadas en el diseño.

 

Accesos e integración urbanística

Desde Kasares Pasealekua, una nueva escalera enfrentada al paso de peatones conduce directamente a la nueva plaza, junto al Colegio Arriberri, que mejora sus accesos y amplía su exiguo patio de entrada. Una sinuosa curva que juega con la geometría de la rotonda prevista conduce en suave rampa ascendente (5%) hasta la entrada del polideportivo. Se han dotado aparcamientos de bicicletas en la calle Darieta para fomentar este tipo de transporte, y un acceso directo en rampa escalonada desde esta calle, que desembarca bajo el voladizo de la entrada al edificio. Al sureste, la elevación de la planta baja de las viviendas respecto a la calle existente se resuelve con una amplia escalinata con rampa incorporada. Al suroeste, como itinerario alternativo, la nueva cota de la plaza junto a Arriberri permite una comunicación sin barreras con la explanada de la casa de cultura.

En cuanto al acceso de servicio al polideportivo, se plantea el acceso de servicio de vehículos al sótano de instalaciones de la piscina a través de una rampa desde la rotonda prevista al noreste. Esta rampa permite acceder también a la escuela Oleta Ikastetxe, mejorando sus accesos, así como el tráfico de la rotonda.

Se plantea también otro posible acceso directo de personal y servicio por la esquina noreste del edificio, desde la calle Darieta. Una pequeña plazoleta permite la parada de vehículos y camionetas junto a la puerta de la escalera de servicio y un gran montacargas que conecta directamente con todos los almacenes.

altza7 Polideportivo Municipal de Altza

Ordenación general del conjunto edificado y zonas libres

La nueva plaza ajardinada es un ágora o lugar de encuentro de los vecinos del barrio, que permite también la extensión al aire libre de las actividades del colegio y la casa de cultura. Las pistas recreativas con portería y canastas, para uso deportivo informal, se sitúan de forma soterrada, con un acceso directo a nivel desde la rotonda. Los muros de contención en los lados oeste y sur permiten también el juego informal de pelota. Desde los caminos elevados que transcurren por estos lados es posible contemplar las actividades; en los lados norte y este, un talud vegetal permite también el acomodo relajado de espectadores, orientados hacia el sol del atardecer. La proximidad de instalaciones educativas facilita el uso escolar. El soterramiento de las pistas evita altos vallados, en convivencia con los usuarios de actividades más pasivas.

Los aparatos para la actividad física de los mayores se sitúan bajo el arbolado que rodea las pistas, que aporta sombra en verano y crea un ámbito agradable que minimiza el impacto visual que tendrían unos aparatos aislados en la plaza. Fuentes y bancos completan el mobiliario urbano.

 

Solárium y piscinas exteriores

Incluye una piscina recreativa, una zona de juego de chorros de agua, un pequeño parque infantil de juegos y una pista ‘finlandesa’ circundante. Todo ello, incorporado en una amplia zona verde de césped para tomar el sol, y con arbolado para proteger de vistas y ofrecer sombras a los usuarios. Cuentan con accesos exteriores de servicio, aptos para vehículos, por sus extremos noreste y suroeste. En un porche bajo el mirador de la plaza, se ubica también un pequeño almacén, aseos y una zona de vending. El solárium se extiende hasta el límite del actual talud al sur.

altza6 Polideportivo Municipal de Altza

Organización y distribución interior del edificio

En cuanto a los criterios formales, la compacidad es una exigencia de los criterios medioambientales, para reducir al máximo la envolvente térmica del edificio. Pero es también una necesidad derivada de la reducción del importante volumen exigido por el programa, para dotar al edificio de una escala adecuada y amable en este entorno. Su implantación semienterrada respecto a la plaza de acceso responde también a este criterio, que permite reducir la altura de la fachada oeste hacia la plaza. La cubierta inclinada del ático de instalaciones reduce además la altura de la fachada norte en la calle Darieta, enfrentada a las viviendas; el arbolado y los ventanales en su parte inferior amabilizan el volumen muy ciego de esta fachada norte, otro requisito bioclimático.

En la fachada sur, necesariamente alta a causa de la superposición de los espacios deportivos, la fragmentación horizontal del gran porche y de las ventanas del polideportivo con su alero y pasillo de mantenimiento rompen la continuidad del plano y establecen referencias visuales de una escala menor a la de la totalidad de la fachada. La fachada este, quizá menos visible, establece un juego escultórico de volúmenes. Todo el edificio se resuelve en hormigón visto. Sus cualidades y texturas serán definidas con detalle en el proyecto de ejecución.

La belleza formal exterior e interior de los espacios, surgidos de la satisfacción estricta de las necesidades planteadas, se pretende basada en la elegancia de la composición y la proporción de sus elementos, huyendo de la imposición gratuita de gestos o rasgos estilísticos a la moda. La unidad que se deriva de la reducción máxima de la paleta de materiales, y su armónica combinación de cromatismos y texturas, procurará una atmósfera cálida. Así, por ejemplo, la dureza del hormigón se ve contrastada con los tonos de las virutas de madera de los techos acústicos. El objetivo es una arquitectura serena, abstracta e intemporal, al servicio del usuario.

En cuanto a los criterios funcionales, se parte de un rectángulo aproximado de 68 x 45 m, con una modulación transversal de 2,70 m, adecuada a la estructura y distribución de espacios. Este rectángulo se subdivide longitudinalmente en dos crujías principales: una crujía de 15 m al norte, donde se ubican los vestuarios, aseos, almacenes y salas pequeñas; y una crujía de 30 m al sur, que acoge los recintos principales de piscina y polideportivo, de doble altura.

altza8 Polideportivo Municipal de Altza

El programa se organiza en cinco niveles, los superiores agrupados dos a dos, atendiendo a los distintos tipos de abonos y usuarios:

  • Polideportivo. Plantas +1 y +2. La entreplanta de la crujía norte en planta +2 alberga la galería de espectadores y las instalaciones generales en cubierta.
  • Piscina cubierta. Plantas -1 y 0. El recinto de la piscina cuenta con un amplio porche exterior al sur y una entreplanta por los lados norte (galería de espectadores) y oeste (vestíbulo general y posible futura cafetería). Bajo la entreplanta oeste se ubica el gimnasio de musculación.
  • Instalaciones. Planta -2. Acoge también los vasos de piscina y dependencias para personal.

La organización por plantas es la siguiente:

  • Planta -2, cota 62,10 m (instalaciones). Se reservan los espacios necesarios para las instalaciones de la piscina en el sótano, con fácil acceso de vehículos de servicio mediante rampa. Se reservan espacios para carga y descarga del uso deportivo junto al montacargas; en la esquina suroeste, instalaciones técnicas y espacios para los trabajadores
  • Planta -1, cota 65,35 m (piscinas). Pese a su condición de semisótano respecto a la calle Darieta, el pasillo de pies calzados de acceso a los vestuarios dispone de una franja alta de luz natural. Al fondo de este pasillo se ubican las áreas y vestuarios de personal y los almacenes. El extremo oriental de esta crujía está ocupado por una escalera sectorizada de emergencia y un gran montacargas que recorren todas las plantas, con acceso directo desde la calle por la fachada posterior. Esto permite un cómodo y eficaz acceso de servicio a todos los almacenes del edificio, sin interferencias con las circulaciones de los usuarios. La escalera de incendios puede ser también utilizada como acceso de servicio y comunicación rápida interna del personal. El pasillo transversal de los vestuarios de monitores y minusválidos actúa como bypass intermedio de comunicación entre los pasillos de pies calzados y pies descalzos. Se han dispuesto aseos generales en ambos pasillos.
    El vaso principal deportivo es de 25 x 12,5 m, de 6 calles, con perfil en V de 1,8-2,0-1,8 m, que permite la práctica oficial del waterpolo. Existe otro vaso de enseñanza polivalente, de 12,5 x 15 m, con perfil en V de 1,10-1,30-1,10 m, también con 6 calles. El gimnasio de fitness, de unos 500 m2 y con zonas cardiovascular y de musculación, ocupa el lado oeste, con vistas cruzadas con el recinto de la piscina. Un pasillo junto al muro de contención permite el acceso directo a las piscinas exteriores desde el pasillo de pies calzados. Este corredor exterior cuenta con iluminación natural mediante un pavimento translúcido en el porche de acceso al edificio, de modo que el gimnasio queda también iluminado por este lado. Un amplio porche exterior a lo largo de la fachada sur ofrece protección solar en verano y una suave transición hacia el espacio abierto, permitiendo el refugio de los usuarios de las piscinas exteriores en caso de tormenta veraniega. A lo largo del lado oeste del solárium, hay una zona de vending, así como aseos y almacén.
  • Planta 0, cota 68,85 m (acceso principal). Un amplio porche abierto a la plaza se prolonga en un gran vestíbulo. Desde él se tiene visión del espacio de la piscina desde un plano superior, a través de un gran ventanal, con acceso lateral a una galería abierta para espectadores. Las vistas hacia la piscina y hacia el sur, con el primer plano del solárium y la visión lejana del horizonte montañoso, dan a esta luminoso espacio un gran atractivo para una futura cafetería. Su terraza a poniente, junto a los árboles de hoja caduca de la plaza, es también un agradable punto de encuentro para los vecinos del barrio. Su uso puede así trascender las necesidades de lo específicamente deportivo (espera de padres o acompañantes, reunión de equipos, avituallamiento tras la sesión deportiva…),
    La situación de la entrada principal en este nivel intermedio entre la cancha del polideportivo y las piscinas permite organizar muy eficazmente las circulaciones y el control de accesos: El usuario solo tiene que bajar o subir una planta para acceder a cada uno de los recintos deportivos (piscina o pista polideportiva), mediante cómodas escaleras lineales que salvan la altura de un piso con un descansillo intermedio, sin cambios de dirección. Los tornos de control de los respectivos abonados se ubican en el acceso a cada una de estas escaleras, que se disponen superpuestas. Una tercera escalera de acceso libre junto a la fachada oeste (que actúa también como escalera sectorizada de evacuación de la cancha polideportiva en caso de incendio) permite ascender en dos tramos a la galería superior de espectadores del polideportivo.
    La situación del mostrador de recepción y control le permite una visión panóptica de todos los accesos,Tras él se sitúan las oficinas, favoreciendo la comunicación del personal. La sala de reuniones permite un bypass de personal entre el pasillo de las oficinas y el pasillo de acceso a los gimnasios y minifrontón (que actúa como colchón térmico en la fachada norte). La existencia de puertas adicionales de evacuación (de control electromagnético) hacia la galería de la piscina permite la inversión del acceso y control de abono, pudiendo asociarse el uso de las salas de actividades dirigidas (3, unas de ellas acondicionada para ciclo indoor) a los abonados de piscina o polideportivo, o incluso a cualquiera de ellos indistintamente en horarios diversos. La ubicación de estas salas en esta planta favorece también su accesibilidad y reduce las circulaciones internas, pues en estas actividades programadas muchos usuarios del barrio acuden en ropa deportiva desde sus casas y pueden no hacer uso de los vestuarios. Un ascensor próximo al mostrador de recepción permite el acceso controlado de discapacitados a todas las plantas. Pulsadores con llave o tarjeta y control de horarios permiten una gestión a la carta del uso del ascensor.
  • Planta +1, cota 72,875 m (pista polideportiva). Los aseos y vestuarios se disponen a lo largo de la fachada norte. Se ha considerado conveniente evitar la apertura de huecos de fachada a esta altura en esta orientación, por motivos climáticos, compositivos y de privacidad. En su lugar, puede resultar muy grata la iluminación cenital mediante vidrios o claraboyas translúcidos colocados en el suelo del pasillo exterior de acceso a las instalaciones de cubierta. Estas claraboyas bañarán la pared del fondo de los vestuarios y la zona de duchas, así como el vestíbulo de acceso a los vestuarios de monitores y árbitros, donde se dispone una mesa corrida como espacio de trabajo para la confección de actas, etc.
    La situación de los vestuarios a pie de pista es la más idónea. El pasillo de vestuarios, con sus taquillas, puede quedar separado de la cancha por espalderas de madera que ofrecen protección pero no restan visión, o bien por las gradas telescópicas, si se decide su instalación como parte del equipamiento. En la crujía sur, la agregación de la pista de entrenamiento a la pista polideportiva estándar permite crear un espacio único de mayor claridad conceptual, con vestuarios, accesos y galería de espectadores comunes a ambas. La pista polideportiva es divisible en 4 módulos transversales mediante cortinas correderas, opacas en su parte inferior. El gran salón resultante de la unión de las cuatro pistas puede ser apto para cualquier actividad extradeportiva, en función del aforo determinado por el proyecto de actividad clasificada.
    La cubierta tiene forma de diente de sierra, con dos grandes lucernarios longitudinales orientados a norte, que procuran una óptima iluminación natural. Tienen, además, una función estructural, y se apoyan en los muros de hormigón de fachada. Esta solución permite conseguir una máxima altura útil, tal como ha sido requerido por los equipos de gimnasia rítmica. Además de la iluminación cenital, la situación elevada del polideportivo y sus privilegiadas vistas hacia el sur aconsejan no renunciar a una controlada apertura acristalada en la fachada sur, rasante al pavimento, que aporta también ganancias térmicas en invierno. Un alero de hormigón evita el soleamiento directo en verano. Una pasarela exterior con acceso desde ambos extremos permite el mantenimiento de los vidrios.
  • Planta +2, cota 76,375 m (espectadores e instalaciones). El acceso a la galería de espectadores desde el vestíbulo principal del edificio es totalmente independiente de las circulaciones de los deportistas, a través del atractivo espacio de la escalera, iluminada por un ventanal alto orientado al este. Se plantea una sencilla y económica solución de galería corrida con un banco, con capacidad para una fila de espectadores sentados y otra de pie. No obstante, es posible aumentar el aforo con un par de gradas fijas en la parte posterior o la instalación de gradas telescópicas en la parte inferior.
    Desde un pequeño vestíbulo con zona de vending para los espectadores se puede acceder al pasillo exterior donde se ubican las salas de instalaciones generales del edificio. Su ubicación en cubierta y encima de la crujía de vestuarios es óptima para facilitar la ventilación y minimizar el recorrido de conductos. Al fondo del pasillo, el montacargas facilita la introducción o sustitución de equipos. Se disponen patinillos verticales en ambos extremos, desde donde se tenderán los conductos de ventilación por los falsos techos de pasillos, aseos y vestíbulos.
altza9 Polideportivo Municipal de Altza

Detalles constructivos

Algunos detalles constructivos en cuanto a materiales utilizados son los siguientes. La cimentación se basa en zapatas aisladas de hormigón armado, sobre pozos de hormigón. La estructura principal del edificio es de hormigón armado. La estructura de cubierta, mediante perfiles metálicos de grandes luces. Los planos de los lucernarios conforman unas grandes cerchas que apoyan en los muros de fachada laterales. Los muros perimetrales de sótano, escaleras y huecos de ascensores también son de hormigón armado. Hay forjados mediante losas de hormigón armado. Y la estructura de la piscina es de hormigón prefabricado.

Para la cubierta se utiliza el sistema kalzip (chapa + barrera vapor + lana de roca + omega + bandeja kalzip engatillada), mientras que las fachadas este y oeste se realizan a base de muros de hormigón vistos tanto al exterior como al interior, con aislamiento y cámara intermedia, y la norte y sur son una continuidad de la cubierta.

La carpintería exterior es un muro cortina acristalado, mientras que la tabiquería interior es placa de yeso laminado, de cartón-yeso, lúcido de yeso o revestidos con trasdosados de cartón yeso o emplafonados de formica, dependiendo todo ello de su ubicación. Las puertas interiores están fabricadas en compacto fenólico de 41 mm de espesor.

altza13 Polideportivo Municipal de Altza

Gestión del centro deportivo

La gestión del Polideportivo Municipal de Altza es pública, realizada directamente por Donostia Kirola, que es un organismo autónomo del Ayuntamiento de San Sebastián. El personal de control y atención al usuario es propio, estando subcontratados diferentes servicios, como:

  • La limpieza, a la empresa Gureak, que se encarga del servicio de limpieza general y suministro de consumibles asociados.
  • Los monitores y el servicio de salvamento y socorrismo, a la empresa BPXSport Kirol Zerbitzuak, que también se encarga de los servicios deportivos y actividades deportivas incluidas en las campañas Kirol Ekintzak, Uda, natación escolar y promoción de la salud.
  • El suministro y gestión energética, a la empresa Giroa, que se encarga de los servicios energéticos y mantenimiento con garantía total de las instalaciones térmicas y eléctricas.
  • El suministro de reactivos químicos para las piscinas, que se encarga a la empresa Argysan.
  • El suministro e instalación de material deportivo para el gimnasio, a la empresa Precor, mediante régimen de arrendamiento (renting).
  • Diferentes tipos de mantenimiento: ascensores, cubiertas, control de plagas…).

Los horarios de la instalación varían en horario de invierno o verano. En invierno abre de lunes a viernes de 7.30 a 22 horas, los sábados de 8.30 a 22 horas y los domingos y festivos de 9 a 14 horas. El horario de verano, del 6 junio al 18 de septiembre, es: de lunes a viernes de 7.30 a 20.30 horas, los sábados de 8.30 a 20.30 y los domingos y festivos de 9 a 20.30 horas. El horario de las piscinas exteriores es de 10 a 20 horas.

Los servicios del polideportivo que se ofertan van dirigidos tanto a la población en general como a los clubes y centros escolares del barrio y la ciudad. Así, es posible el acceso según las siguientes opciones:

  • Uso libre a título personal de piscinas y gimnasio abonando el precio de la entrada, con abonos o el servicio Kirol Txartela.
  • Kirol Txartela. Es el abono deportivo de Donosti. Con trece modalidades distintas (menor, joven, adulto, familiar, monoparental, discapacidad, social, familia numerosa, mediodía, mensual…), permite el acceso libre a todos los gimnasios y piscinas municipales de todos los polideportivos municipales de San Sebastián, además del velódromo Antonio Elorza, el miniestadio de atletismo de Anoeta, el trinquete de Anoeta y los minifrontones de Bentaberri. También la libre utilización de las cabinas de las playas de La Concha y Ondarreta en periodos concretos y actividades gratuitas de entrenamiento personalizado o del programa ‘La hora del abonado’. Y descuentos en cursillos de la campaña ‘Kirol Ekintzak’, un programa que comprende más de 55 actividades deportivas para todas las edades: aeróbic, gimnasia mantenimiento, ciclo-indoor, gimnasia 65+, pilates, batuka, judo, escalada, yoga, taichí, GAP, tonificación, natación para todas las edades, aquagym…
  • Kirol Ekintzak Aukeran. Es un servicio exclusivo para personas abonadas a la Kirol Txartela que ofrece la posibilidad de elegir la actividad, la instalación, el día y la hora de la clase que se quiera realizar, dentro de una amplia parrilla semanal de actividades que se publica diariamente en la web. Se puede realizar la misma actividad en diferentes horarios, o elegir diferentes actividades en la instalación que cada uno prefiera. La campaña de actividades dirigidas en sala incluye aeróbic, zumba, pilates, ciclo indoor, etc. Este servicio también se presta a los no abonados mediante el programa Kirol Ekintzak.
  • Tarifa Aukeran: permite la inscripción a un máximo de tres sesiones o clases a la semana (25,40 € al mes).
  • Tarifa Aukeran Plus: permite la inscripción a un máximo de dos sesiones diarias (37,55 € al mes).
  • Sesiones sueltas. Existe la posibilidad de apuntarte a una clase puntual (3,05 €) sin contratar ninguna de las dos anteriores tarifas. Y si se han superado las sesiones que permite la tarifa mensual contratada, también se pueden añadir nuevas sesiones pero abonando este precio público por cada una de ellas.
altza14 Polideportivo Municipal de Altza

Así mismo, el Polideportivo de Altza también es una instalación de uso para el deporte federado y clubes deportivos. Así, la piscina es utilizada por el Club Waterpolo Donostia, que tiene equipos en todas las categorías. Las pistas deportivas son espacios de entrenamiento y competición del Club de Gimnasia Rítmica Donostia y del Izar-Leku, únicos clubes de gimnasia rítmica federada en la ciudad; de los clubes de baloncesto Easo Basket, Bera Bera, Askatuak y Hoops; de los clubes de fútbol sala Errotaburu-Martutene y Makax.

La instalación también es motivo de uso para el deporte escolar. No solo entrenan los equipos del centro escolar Harri Berri, sino que también en esta instalación está prevista la celebración de concentraciones de partidos de fin de semana de minisbasket femenino de la ciudad dentro del programa deportivo de participación escolar. Finalmente, sus piscinas forman parte de la campaña de aprendizaje de la natación de Donosti, es decir, una campaña dirigida a los niños en edad escolar en los dos primeros cursos de primaria que se ofrece de manera gratuita a todos los centros escolares de Donostia, y que en esta instalación acuden los colegios Harri Berri, Oleta y Altza Herri Ikastetxea.

Para más información:
Ayuntamiento de San Sebastián
Donostia Kirola

Anoeta Pasealekua, 18
20014 San Sebastián (Gipuzkoa)
Tel.: 943 481 850
udala_kirolak@donostia.eus
www.donostiakirola.eus


Compartir
Publicar un comentario