restricciones piscinas Cataluña Málaga

Se suavizan las restricciones para las piscinas privadas de Cataluña y Málaga

Compartir

Las lluvias de estas últimas semanas han permitido a las administraciones catalana y andaluza reducir parte de las restricciones de agua a nivel general. Para el sector de la piscina en particular ello equivale a poder rellenar los vasos en aquellas piscinas, sean públicas o privadas, que disponen de sistema de recirculación en Cataluña, mientras que la Junta de Andalucía permitirá el llenado de piscinas privadas y comunitarias en la Costa del Sol, debido a la particularidad turística de esta zona.

 

Situación en Cataluña

En Cataluña, el ámbito Ter-Llobregat pasa del escenario de emergencia al de excepcionalidad. Actualmente, el nivel de reservas se sitúa en el 25,4%, con 154 hm3, con una tendencia creciente por las lluvias y el deshielo. En marzo, el nivel de reservas era del 15%. Por tanto, la previsión de la Generalitat de Catalunya es aplicar las medidas de excepcionalidad, algo más suevas que hasta ahora.

 

Medidas de excepcionalidad para las piscinas

La situación de excepcionalidad permite disponer de una dotación de agua por habitante y día de 230 litros (en la situación de emergencia era de 200 litros). Además, en los ríos se vuelve a pasar de caudales de emergencia mínimos a caudales ambientales, asegurando así mejor la biodiversidad de las masas de agua. En el caso de piscinas, se establecen limitaciones al llenado y rellenado, lo que implica:

  • No se permite en ningún caso el llenado de piscinas privadas de uso individual o unifamiliar.
  • Tampoco se pueden llenar ni rellenar aquellas piscinas sin sistemas de recirculación de agua. Las que sí tienen un sistema de recirculación, se pueden llenar en las cantidades mínimas indispensables para garantizar su calidad sanitaria.
  • Se permite el rellenado parcial o primer llenado (si son piscinas de nueva construcción o han sufrido obras de rehabilitación o modificación del vaso) a las piscinas de uso público y las piscinas de uso privado tipo 3A con sistema de recirculación de agua. Ello incluye piscinas municipales u otras de acceso público, como las de establecimientos turísticos, centros deportivos, centros lúdicos o similares, instalaciones juveniles registradas, colegios mayores y similares, de comunidades de propietarios o agroturismo. También las piscinas de uso terapéutico ubicadas en hospitales y centros de educación especial.
  • Se permite el llenado y rellenado de las piscinas unifamiliares y privadas (tipo 3B) destinadas al baño de personas con una evaluación del grado de discapacidad en el que consta que sufren alteraciones de la conducta.
  • En los centros educativos, se permite el llenado completo o parcial de piscinas desmontables de capacidad inferior a 500 litros para el baño de niños.
  • Estas limitaciones no se aplican a las piscinas de agua de mar que se llenen y se vacíen sin conexión a las redes de abastecimiento y saneamiento públicas.

Al margen, queda prohibido el riego de jardines y zonas verdes de carácter público o privado (excepto el riego de supervivencia de árboles o plantas que se hará gota a gota o en regadera). También queda prohibido el riego de césped en todos los casos, excepto en superficies destinadas a práctica federada de deporte, o aquel riego que se haga reutilizando aguas de lluvia recogidas de los tejados o bien agua regenerada de las depuradoras. Y se prohíbe la limpieza de pavimentos o edificios (incluyendo deportivos) con agua potable.

 

Situación en Andalucía

Las restricciones por la sequía también varían en las principales zonas turísticas de cara al verano. La primera acción se ha tomado en Málaga, donde la Junta de Andalucía y los municipios de la Costa del Sol ya han acordado permitir el llenado de las piscinas privadas y comunitarias y el riego de jardines con agua potable dentro de un límite de hasta 400 hectómetros cúbicos por hectárea y mes. La flexibilización, entendida como un acuerdo y no como un cambio real en la normativa, solo afecta a la provincia malagueña, aunque se prevé que estas medidas se trasladen también a otras zonas muy turísticas de la comunidad andaluza.

El Gobierno andaluz justifica la aplicación de esta medida exclusivamente a Málaga de momento por la incidencia turística de la Costa del Sol y por el hecho de que los ayuntamientos habían solicitado una coordinación y una posición común para evitar diferencias entre unos y otros territorios. De ahí que finalmente, la Junta haya participado en la decisión y haya coordinado este planteamiento común. Hay que recordar que las competencias sobre el llenado de piscinas son municipales.

restricciones piscinas Cataluña Málaga

Paso positivo, pero insuficiente

En su página web, la patronal del sector de la piscina, Asofap, considera esta flexibilidad de las restricciones como un “paso positivo, aunque insuficiente”, e insta a los gobiernos de estas regiones a aceptar que los particulares puedan comprar cubas de agua de zonas sin restricciones para llenar piscinas en zonas con restricciones.

Las cubas con agua de zonas sin restricciones son la manera más eficaz y eficiente para resolver la imposibilidad de llenar las piscinas de nueva construcción o de reciente reparación ubicadas en zonas donde solo se permite el rellenado parcial. Además, Asofap recuerda que esta agua no compite con el agua de consumo de zonas con escasez y su coste sería asumido íntegramente por el sector privado.

El argumento público que se ofreció hace semanas a la patronal de que las cubas podían requerirse en caso de emergencia hídrica queda ahora totalmente descartado y, por lo tanto, deberían autorizarse para el uso privado. “Más aún cuando ya entonces no se tenía constancia de falta de oferta y que la población lo único que desea es asegurar el agua de consumo, que hoy está garantizado, por lo que en ningún caso rivaliza con la piscina”, señalan desde la patronal.


Compartir
Publicar un comentario