piscina sequia

La piscina, en el punto de mira de la administración

Compartir

Las últimas noticias generales sobre la situación de sequía en Andalucía y Cataluña confirman que las piscinas, pese a ser instalaciones cuyo volumen y gasto de agua (que lo tienen) es muy inferior al resto de otras actividades, siguen estando en el punto de mira de las administraciones a la hora de tomar medidas contra el existente déficit hídrico y la lucha contra la sequía. Asofap, como patronal del sector, ha solicitado a ambos gobiernos regionales que las medidas de gestión del agua por sequía se adecuen a la realidad de los consumos, su impacto económico, y que contemplen todas las soluciones factibles y viables para garantizar la mayor disponibilidad posible de agua para los diferentes usos.

Así, en su IV Decreto de Sequía, la Junta de Andalucía ha prohibido llenar piscinas de uso privado y comunitario en ciertas partes debido a la sequía. En concreto, de cara al verano se prohíbe el agua para piscinas privada o de comunidades de vecinos en la provincia de Málaga y en el Campo de Gibraltar. Sí se ha acordado por unanimidad permitir el llenado de piscinas públicas municipales, clubes deportivos o sociales, aquellas que se destinan a fines terapéuticos en centros sanitarios y las de alojamientos turísticos que figuren en el registro oficial de la Junta de Andalucía.

En Cataluña, la situación es algo diferente, pues en esta comunidad la Generalitat sí ha anunciado la prohibición a hoteles y campings de llenar las piscinas cuando se declare la emergencia por sequía en su fase más restrictiva. Además, según denuncia la patronal Asofap, “en algunos municipios de Cataluña se está suspendiendo la concesión de licencias de obra para la construcción de piscinas, como medida preventiva a eventuales llenados ilegales de futuras piscinas. Esta decisión está lamentablemente alentada por el mismo consejero de acción climática, alimentación y agenda rural del ejecutivo catalán”. Asofap desaprueba la suspensión de licencias de constricción de piscinas en Cataluña e insta a las administraciones públicas de esta comunidad autónoma a rectificar urgentemente.

Asofap considera esta medida desproporcionada y sensacionalista, ya que esta decisión no tiene ningún impacto positivo en el problema real a afrontar, que es la gestión del agua en esas zonas. “Pero sí tiene un enorme impacto negativo en la economía y el empleo relacionados con la construcción de estas instalaciones, cuyos impuestos generados ayudan a financiar las inversiones públicas y los servicios públicos de ese territorio”, señalan desde la asociación.

Asofap ha defendido siempre, y también ante el ejecutivo catalán, la necesidad de garantizar el agua para los usos esenciales en zonas con sequía. Incluso sabiendo que el consumo de agua de las piscinas apenas representa el 0,5% del agua suministrada. E igualmente solicitó la activación de soluciones factibles y viables para el funcionamiento adecuado de las piscinas, tales como traer agua de zonas sin restricciones y facilitar la utilización de desaladoras móviles financiadas exclusivamente con recursos privados, de tal forma que en ningún caso se rivaliza con el agua de consumo ni la sociedad asume el coste de esas instalaciones. Además, el agua adicional que estas instalaciones pueden ofrecer puede ser usada para otros usos de interés público. Unas soluciones que defienden también el sector turístico, de la jardinería y otros sectores que hacen uso del agua para su actividad, con los que ASOFAP ha tenido reuniones en las últimas semanas y ha coordinado acciones.

Igualmente, “deseamos recordar que la administración pública tiene los instrumentos técnicos y legales para ejercer su función sancionadora ante cualquier infracción en el consumo del agua. La red de abastecimiento y saneamiento está altamente digitalizada, monitorizando todos los consumos, y por lo tanto pudiendo detectar cualquier consumo irregular sancionable. Todo ello, deja ver lo inadecuada que resulta la suspensión de licencias de construcción de piscinas. Deseamos que el ejecutivo catalán recapacite en los momentos de debate actual sobre este asunto y aplique las medidas de sentido común que los diferentes sectores compartimos y que desde Asofap hemos transmitido”. En este sentido, la patronal ha creado un decálogo de recomendaciones para piscinas en zonas con restricciones hídricas.

También es cierto que las medidas de las administraciones pueden ir variando según los acontecimientos, pues son planes de sequía ‘abiertos’. De cara el verano, con las altas temperaturas y la necesidad de la ciudadanía de refrescarse, podría haber alguna novedad. El sector de la piscina estará atento a todo ello.

piscina sequia

Compartir
Publicar un comentario